jueves, 13 de diciembre de 2007

Al banquillo de los acusados



Fujimori entre otras cosas, ha hecho que el Perú sea el primer país que extradita a un ex presidente para ser juzgado por violación de derechos humanos. Este es un hecho en sí mismo inverosímil, el Estado tiene el deber de proteger a los ciudadanos y además, ciñéndonos estrictamente al texto de la constitución (artículo 44) el Estado debe garantizar la vigencia de los derechos humanos. El presidente es el jefe del Estado y le corresponde cumplir y hacer la cumplir la constitución. A Fujimori parece que se le olvidó.

El ex dictador tiene una larga lista de acusaciones, las matanzas de Barrios Altos y La Cantuta perpetradas por el Grupo Colina son las más representativas de este juicio. Quince años después resulta que nunca no sabía de la existencia de dicho Grupo! Y como si eso no bastara, tampoco mantuvo una estrecha relación con su ex asesor Vladimiro Montesinos!! En sus propias palabras, “solo tuvo con él una relación jerárquica y funcional, circunscrita a los temas de seguridad nacional”. Vaya personaje, no solo tiene problemas de hipertensión (que logran postergar las sesiones del juicio) sino que además sufre de amnesia.

El proceso de extradición fue muy largo y complicado, pero lo que sigue ahora lo es mucho más. Un juicio justo y libre de intereses políticos. ¿Será posible? El Poder Judicial es una de las instituciones más desprestigiadas en nuestro país y a inicios del año pasado solo un 26% confiaba en que Fujimori tendría un juicio imparcial (APOYO, enero 2006). En todo caso, creo que nos toca estar atentos para que la historia no se olvide ni se repita, pero sobre todo, se pague lo que haya que pagar.

El segundo artículo de nuestra constitución dice: “Toda persona tiene derecho a la vida, a su identidad, a su integridad moral, psíquica y física y a su libre desarrollo y bienestar”. Hace algunos años, gobernó un chinito que no sabía leer. Ojalá que nunca regrese.

4 comentarios:

Jose dijo...

La semana pasada hemos visto como se inició el juicio al ex dictador Alberto Fujimori. Su defensa es asegurar que no sabía absolutamente nada, sin embargo esta afirmación carece de lógica ya que lo presentaría como un presidente imbécil que se dejaba guiar por otros. Es necesario que prestemos atención al juicio ya que el REO poco a poco comenzará a contradecirse.Debemos también recordar la dura década pasada, en que nuestro país vivió una terrible guerra interna, pero esto no justifica que se haga caso omiso a los debidos procesos y el respeto por los derechos humanos. No nos ceguemos por el show mediático que Fujimori y cía. querrán mostrarnos, no creamos su "SOY INOCENTE!" o su egocéntrica afirmación
"Yo salve al Perú".

Jose dijo...

Para opiniones sobre temas de actualidad peruana desde el punto de vista de un filósofo, recomiendo el blog de Gonzalo Gamio, muy interesante,con comentarios de un profesor que formo parte de la CVR.

http://www.gonzalogamio.blogspot.com/

Visitenlo, actualidad y otros temas filosóficos.

karinam dijo...

Hola José!!!! Estoy totalmente de acuerdo contigo... o es un imbécil o un criminal. No hay otra opción!

"... Fujimori proclamaba por doquier que él supervisaba - como el singular estratega que sus acólitos querían hacernos creer que era - todo lo que se hacía o dejaba de hacer en su gobierno. Hoy ha modificado su argumento: hoy desconoce (y hasta "condena" lo que hacían sus subordinados, aquellos que ascendió y protegió)."

Extraido del blog de Gonzalo Gamio, que has recomendado!

http://gonzalogamio.blogspot.com/2007/12/slo-el-apra-salvar-fujimori-y-su-mafia.html

Cinthia dijo...

Indignación, asco, rabia, naúseas, es lo que provoca este hombre al verlo en el juicio. No entiendo cómo existen personas que creen en sus palabras y que fue el salvador del Perú. jajaja... pobre imbecil.
Esperemos que la justicia peruana no nos defraude en este momento y que castigue como se merece a un hijo de puta.