martes, 27 de mayo de 2008

El círculo virtuoso

Hoy como todos los días, me levanto, camino sonámbula hacia la ducha, regreso y prendo la compu. Mi adicción hacia Internet cada vez se intensifica más. Entro a la página de El Comercio y la primera noticia que leo dice: La pobreza en el país disminuyó 5,2% en el 2007. No es novedad, es algo que ya veníamos oyendo, pero esta vez me sentí remecida por la nota.

Comentaba en la entrada anterior, que la economía favorable del Perú, no había sido suficiente para generar un ambiente optimista y me había quedado con esa sensación. Aumentada además, porque en estos días (que he recibido la visita de mis papás) hablábamos sobre las diferencias que hay entre los servicios públicos españoles y los nuestros, en especial lo relacionado al transporte, que es de los principales problemas que tenemos. Comentábamos también acerca de las diferencias en el estilo de vida, según mi papá (y concuerdo) en Lima vivía mejor de lo que vivo ahora, aunque en parte, se debe al hecho de dejar de trabajar para ser nuevamente estudiante. Sin embargo, esta no es una realidad generalizada. Nuestro país está totalmente fragmentado, son varias situaciones las que conviven, hay unos pocos que forman parte de los niveles socieconómicos más acomodados y una gran mayoría que pertenece a la abultada franja de pobreza.

Pese a estas desigualdades, la noticia de la mañana me dejó algo de optimismo. Si bien un 5% menos de pobreza no es suficiente para cambiar la situación del país, es algo. El reto debe continuar y concentrarse especialmente en las zonas rurales. Según el INEI, la mayor disminución se registró en el área urbana, de 31,2% en el 2006 a 25,7% en el 2007, mientras que en el área rural disminuyó de 69,3% a 64,6%.

Es cierto que la pobreza nos golpea día a día, a través de la gente que vemos en la calles, en la falta de empleo, de educación, de servicios básicos de salud o vivienda, pero poco a poco vamos avanzando. Esta reducción de 5 puntos porcentuales
representa un millón 380 mil peruanos que dejaron de ser pobres y esa es una buena noticia.

Para García
esta disminución de la pobreza es signo del correcto manejo económico del país y auguró que en el 2015 se reducirá en 10 por ciento. Macroeconómicamente estamos viviendo una época de bonanza, este crecimiento nos ha metido en un círculo virtuoso, del que no solo no debemos salir, sino que además tenemos que sacarle el mejor provecho posible. Esa es la gran tarea del gobierno y yo ahora, miro el futuro del país con paciencia y optimismo.

PD. La niña de la foto se llama Lady Karina (es mi casi tocaya) y vive en el Cusco. Esas piedras son las paredes de su casa y esa, su cocina. Muchas veces cuando hablamos de pobreza, nos concentramos solo en los números, 40% de peruanos. Nuestros pobres tienen rostro, tienen necesidades, tienen preocupaciones. A todos nos corresponde que el entorno favorable que vivimos ahora, termine con la pobreza y la desigualdad social (o por lo menos se reduzca considerablemente). A eso apuntamos.

2 comentarios:

Alonso dijo...

Ha habido mucha polemica en torno a esas cifras, para mas informacion: desdeeltercerpiso.com

karinam dijo...

Alonso, gracias por comentar...
Es cierto lo que dices... sugiero esta otra entrada, del blog de Susana: http://susanavillaran.blogspot.com/2008/06/menos-pobres-buena-noticia-ms.html