miércoles, 18 de junio de 2008

¿Por qué no me gusta el fútbol?

Pues no lo sé. Simplemente en algún momento dejó de gustarme. Alguna vez (sí, de adolescente) me hice hincha de la U, tenía posters en mi cuarto, veía los partidos por la tele, me empecé a interesar por otros equipos de fútbol (sí, el Argentino) y empecé a entrar en la fiebre futbolera. No sé cómo ni en qué momento la fiebre pasó y sobrevino en mí una especie de actitud "antifutbolera" que se mantiene firme hasta la actualidad.

Y como la vida es caprichosa, decidió que mi barrio en Barcelona sería el del Nou Camp, que los bares del alrededor de mi casa se repletaran de hinchas cada cierto tiempo y que todos los turistas y locos por el fútbol invadieran mi calle casi a diario. Sé que los entrenamientos del Barça son todos los días a las 11am (o bueno, eso me han dicho) y que a menos de 10 minutos caminando podría estar ahí y ver a los jugadores por unos pequeños huequitos que hay. Por supuesto, no lo he hecho. Es más, hace algunos días pensaba que podría encontrarme tranquilamente con algún futbolista conocido en algún restaurante, un bar o caminando por la calle y yo, ni me enteraría. Con las justas reconozco dos rostros, Ronaldinho y Messi. Me preocupé, pero de ahí se me pasó.

En estos días está la fiebre de la Eurocopa, no me importa, pero es inevitable no enterarse. Vivo con un italiano que sigue el torneo con devoción. Ayer, ganó Italia y me imagino que debe haberse puesto super contento. Me dijo que se juntarían en la casa, él y otros italianos a ver el partido. Yo no estuve, fui a la casa de un amigo peruano, a quien también le gusta el fútbol y en contra de mi voluntad terminamos viendo el Italia - Francia. Cuando acabó el partido, me dijo, quédate a ver el Perú - Uruguay. Yo por supuesto no tenía idea de lo que me hablaba, me dijo que vendría otro amigo peruano para verlo. Como ya era tarde y estaba un poco lejos de casa, decidí quedarme.

Con mucha suerte cogimos la transmisión por Internet y vimos el partido entre ATV, América y CMD. Lo que más me emocionó al inicio, fue ver algunos comerciales y escuchar la narración "en peruano". Empezó el partido y no le prestaba mucha atención, hasta que empezó:

- Gol de Uruguay!
- Maldición!!!
- Penal!!!
- ¿Queeee????? Oe, eso no es penal!!!!
- Gol de Uruguay!
- Maldita sea!!!!

En ese momento llegó Adrián (el otro peruano que había salido cogiendo el último metro para ver a su selección). Habían pasado menos de 15 minutos y ya íbamos 2 a 0. Pucha Adrián espero que traigas la suerte, comentó Luciano. Yo preferí estar muda. Pasaron los 90 minutos y nadie lo podía creer, 6 - 0. Se acabó el partido.

- Maldita sea Chemo!
- Todo es culpa de Chemo!!
- Qué vergüenza!!!
- Pucha madre, siempre es lo mismo.

Cada vez que pasan estas cosas, más que vergüenza, siento pena. Sobre todo, por quienes por alguna razón tienen esperanzas en el equipo, por los que están super pendientes de cada partido, sacando cálculos, yendo al estadio. Yo no sé nada de fútbol y por lo tanto, no puedo opinar. Sin embargo, al final de la noche, me quedé con una sensación desagradable, pensé que hubiera sido mejor no ver el partido y me reafirmé en que definitivamente, no me gusta el fútbol.

Hoy por la mañana cuando Adrián y yo nos íbamos a nuestras casas, me dijo, "no quiero ir a la universidad, en mi clase hay un uruguayo".

4 comentarios:

Anónimo dijo...

q dira flechita al respecto???

Cinthia dijo...

y bueno karina ta.. jaja
aca en peru, todos sabiamos que ibamos a perder, pero de hecho siempre quedaba la esperanza que las cosas se volteen o que empaten.
Ya nadie habla de futbol, es mas cuando la seleccion juega ya a nadie le importa. Pero a pesar de todo, es bonito ir al estadio y cantar con todos tus pulmones el himno de peru. Creo que debemos rescatar otros deportes como el voley o el tennis que nos dan victorias... en nuestro pais ya el futbol paso de moda.. asi de sencillo jeje.. y que VIVAN LOS JOTITAS!!

Carlos Eduardo Pérez Crespo dijo...

asu, a mí tpc me gusta el fútbol, supongo que debe ser más penoso ver a la selección desde afuera que desde aquí... aunque pensándolo bien... es lo mismo!!!! igual son malos!!!!

:)

Quim dijo...

Bona reflexió!!!!